Una pequeña ciudad italiana puede enseñarle al mundo cómo desactivar monumentos controvertidos

Ante las llamadas tanto a "destruir" como a "preservar" un monumento fascista, la ciudad de Bolzano optó por lo que parece en retrospectiva una estrategia mucho más inteligente

Por Carlo Invernizzi-Accetti